Consejos para elegir hotel: Todo lo que debes tomar en cuenta

Consejos para elegir hotel:

No siempre la tarifa mide la calidad. Hay casos en los que un hotel cinco estrellas resulta menos atractivo que uno de cuatro por los servicios que ofrece, programas de entretenimiento, ubicación o la razón que sea. El mejor hotel es el que satisface el gusto del viajero y su familia, las zonas para niños que es lo que más les interesa, piscinas, el gimnasio y spa, habitaciones cómodas y restaurantes de tentadora oferta gastronómica, entre otras razones. Es por ello que a continuación te otorgamos los mejores consejos para elegir hotel. Síguenos leyendo.

Calcula tu presupuesto

El cálculo del presupuesto es lo primero que debes hacer antes de empezar a realizar alguna comparación. Una vez tengas definido lo que puedes o quieres gastar, podrás tener una idea del tipo de hotel al que podrás asistir. Al hacerlo, eliminarás de la búsqueda aquellos hoteles y alojamientos que quedan fuera de tu presupuesto, y también aquellos que, por ser demasiado baratos, no te inspiran mucha confianza.

Realizar una lista de tus prioridades

Siempre debemos realizar una lista de las cosas que necesitamos que tenga el lugar que nos servirá de posada. Por ejemplo si trabajamos con nuestra portátil constantemente que tenga buena señal de wifi. Si viajamos con niños, que tenga algún lugar de recreación para ellos, o guardería.

Si vamos en plan familiar, paquetes de descuento en comidas, bebidas, entre otros. Esta parte será diferente para cada persona.

Tipo de servicios

Para empezar debemos tener en cuenta que tipo vacaciones deseamos, un ambiente más íntimo y relajado con tu pareja, noches locas de fiesta con tus amigos hasta el amanecer o un viaje con la familia, si nuestras prioridades son hacer turismo, ver museos, montañas, playas, espacios culturales o hacer la ruta nocturna de la cuidad, debes tener claro los servicios que deseas.

Consejos para elegir hotel

Reserva con anticipación

Esta acción te da muchas ventajas, pues sea cual sea la fecha en la que decidas viajar sabes que tienes una estancia segura y no tendrás que andar buscando un lugar a la mera hora o estar topándote con pared. Además, reservar con tiempo te hace ahorrar dinero, ya que cuando se reserva de un día para otro siempre es más caro.

Ubicación

La ubicación de tu hotel es importante por varias razones. Primero, tendrá un impacto en el tiempo que tienes que viajar entre el hotel y los lugares que deberás visitar. En segundo lugar, no es oportuno hospedarte en un hotel junto a un área abandonada o de riesgo para tu seguridad.

Limpieza y orden

Muchos coinciden que no hay nada más importante que un hotel limpio y ordenado. Consulta cada cuántos días cambian las sábanas o si hay un servicio de habitación diario. Cuándo reponen las toallas y los artículos de higiene personal, etc. Puedes buscar opiniones sobre este tema en los portales de viajeros.

Seguridad en todos los aspectos

Depende del país que visites y de la zona en la que te alojes, es sumamente importante tomar en consideración este punto. Qué medidas de seguridad tiene el hotel, si posee caja de seguridad en las habitaciones, como es el mecanismo de las puertas de las habitaciones, que sistema de control tiene para los huéspedes. Entre otros relevantes.

El clima

El clima (dentro de la habitación) es uno de los factores principales para que un huésped decida volver a un alojamiento. Si se trata de un destino frío, la calefacción tiene que funcionar a la perfección y, si vas a la playa, procura que las habitaciones sean ventiladas, cuenten con un ventilador portátil o con aire acondicionado.

Pide una habitación de esquina

 Si está disponible, pida siempre una habitación de esquina. Debido a la disposición estructural de un edificio, estas habitaciones suelen tener la mayor cantidad de metros cuadrados y ventanas, a la vez que ofrecen el menor nivel de ruido. Tendrás la sensación de tener una habitación más bonita sin tener que pagar por ella. También vale la pena averiguar si el hotel ha sido renovado recientemente y, en ese caso, solicitar una de las habitaciones más nuevas.

Restaurante

Si tu hotel está a las afueras, porque quisiste ahorrarte un poco de dinero, entonces al menos asegúrate que tenga un buen restaurante para cenar o comer. Hay lugares en los que viajarás en donde el mejor restaurante de esa ciudad es el del hotel. Sin embargo no siempre es el caso, debido a esto siempre hay que tenerlo a consideración.

Revisa los costos ocultos

Existen hoteles que tienen ciertos costos ocultos, que son pagos extras no incluidos en la tarifa general. El desconocimiento de este aspecto podría ponerte frente a sorpresas no gratas a la hora del pago.

 A continuación te presentamos un listado de lo que generalmente algunos hoteles cobran aparte:

  • Cuota de limpieza por persona por noche que no estaba incluida en el precio.
  • Impuesto de la ciudad por persona por noche, la cual varía dependiendo del hotel, la temporada y la ciudad.
  • Impuestos variados que se agregan al finalizar.
  • Cuota por cobro al pagar con tarjeta de crédito
  • Propinas obligatorias para el staff del hotel
  • Pagar por usar la caja fuerte de la habitación
  • Pagar adicional por guardar el equipaje un par de horas.

Lo mejor es que antes de hacer la contratación te asegures de que estos costos estén incluidos en el precio del alojamiento, de esa forma sabrás si realmente estás ahorrando dinero al elegir ese hotel.

Esperamos que haya sido de tu agrado nuestro artículo “Consejos para elegir hotel”. ¡Hasta la próxima!.