Viajar en Pandemia: Conoce las medidas de bioseguridad que debes tomar

El COVID-19 se propaga principalmente a través del contacto cercano con otra persona. El tipo de transporte que utilice, el tipo de alojamiento en el que se hospede y las actividades que realice durante el viaje pueden aumentar el riesgo de contagio y propagación del virus. Es por ello que en esta oportunidad te damos los mejores tips para viajar en pandemia de forma segura. Síguenos leyendo.

Antes de planificar el viaje

Debes tener en consideración que los miembros de la familia más propensos a desarrollar enfermedades graves (los familiares de edad más avanzada o los que ya padecen otra patología) deberían plantearse aplazar cualquier viaje, por ejemplo un viaje esencial a un destino de alto riesgo.

Verifica con antelación las opciones de transporte, alimentación y alojamiento disponibles en el lugar de destino.

Antes de que reserves un boleto de avión y un hotel, investiga los requisitos para tu destino.

Si un familiar está tomando medicación, cerciórate de que lleva consigo reservas suficientes para todo el viaje.

No viaje si está enfermo o tiene fiebre y tos.

Tampoco debe viajar si ha estado en contacto con personas covid-19 positivas, o personas con síntomas de la enfermedad

Asegúrate de empacar mascarillas de tela, desinfectante de manos y toallitas desinfectantes en un lugar de fácil acceso para que puedas usarlas durante el viaje según sea necesario.

Se sugiere, la mascarilla KN95 debido a su mejor calidad y duración. Adicionalmente es la que recomiendan la mayoría de las distintas aerolíneas. Este tipo de protección tiene un sistema más hermético que las otras, por lo que es la más adecuada cuando te encuentres en lugares concurridos y espacios cerrados, como el aeropuerto y los aviones.

Viajar en automóvil

Para protegerte y frenar la propagación de la COVID-19, se aconseja, mientras sea posible, evitar viajar en auto con personas que no viven en tu hogar.

Es fundamental que antes de emprender tu viaje y después de concluirlo desinfectes tu automóvil, especialmente en las partes que tienen mayor contacto como el volante, los asientos, la palanca, las manijas de las puertas y los asientos.

Para evitar posibles transmisiones del virus en el coche, se aconseja circular con las ventanas abiertas para que circule el aire y los aerosoles no se estanquen. Una vez estacionado, conviene ventilarlo.

Cuantos menos viajeros haya, menor será la posible concentración viral flotando y el riesgo de contagio.

Si viajas en un vehículo privado, lleva comida y bebida suficiente y llena el depósito de tu vehículo de gasolina con antelación para intentar reducir al máximo las paradas.

Viajar en Pandemia

Intenta reducir el número de paradas en estaciones de servicio. La gran mayoría de estaciones de servicio van a estar abiertas para tu viaje en coche en esta nueva normalidad. No tengas miedo a parar en ellas cuando sea necesario, pero es aconsejable que sigas los protocolos de seguridad.

Si necesitas cargar gasolina, limpia las manijas o botones con un paño con desinfectante antes de tocarlos. Luego de cargar el tanque, usa desinfectante para manos. Cuando llegues a destino, lávate las manos con agua y jabón por lo menos durante 20 segundos.

El volante es uno de los sitios donde más suciedad se acumula, es cuatro veces más sucia que un inodoro público y dos veces más sucio que los botones de un elevador. Por eso para desinfectarlo puedes optar por algún desinfectante en aerosol, un limpiador de superficies o incluso alcohol (etanol o alcohol isopropílico)

Viajar en avión

Evita escalas y tratar de elegir destinos cercanos, si te es posible.

Debes llegar al aeropuerto según lo que determine la aerolínea y sin acompañantes que no vayan a viajar.

Revisa las medidas de seguridad que tiene implementadas en sus terminales y aviones la aerolínea que escogiste.

Reprograma tu viaje si el contagio comunitario es muy alto, ya sea en el lugar de origen o en el destino.

Es seguro viajar en avión mientras la ciudadanía y los viajeros se mantengan a raya con los protocolos de seguridad.

Acudir con tiempo para pasar los controles de seguridad y los procedimientos que sean necesarios.

Mientras esperas la salida de tu vuelo en el aeropuerto puedes buscar un área en donde no haya aglomeración de personas. Si existe alguna sala de espera vacía, aunque no sea en donde vaya a salir tu avión, es mejor aguardar ahí hasta la hora de abordar.

Recomendaciones generales

Mantén una distancia de 6 pies (2 metros) entre tú y los demás cuando sea posible.

Evita tener contacto con cualquier persona que esté enferma.

Limita el contacto con las superficies que se tocan con frecuencia, como los pasamanos, los botones del ascensor y los paneles táctiles. Si tienes que tocar estas superficies, cuando termines, usa desinfectante para manos o lávate las manos.

Usa mascarilla.

Evita tocarte los ojos, la nariz y la boca.

Cúbrete la boca al toser o estornudar.

Lávate las manos con frecuencia. Esto es especialmente importante después de usar el baño, antes de comer y después de toser, estornudar o sonarte la nariz.

Lávate las manos con frecuencia con agua y jabón durante al menos 20 segundos.

Si no dispones de agua ni jabón, usa un desinfectante de manos que contenga por lo menos un 60 por ciento de alcohol. Cubre bien todas las manos con el desinfectante y frótalas hasta que estén secas.

Evite la visita a mercados en zonas en las que se estén produciendo casos de coronavirus y evite el contacto directo y sin protección con animales vivos o con superficies que se estén en contacto con dichos animales.

Evite el consumo de productos de origen animal crudos o poco cocinados y siga siempre adecuadas prácticas de higiene alimentaria.

Evita comer o beber en el transporte público. De esta forma, puedes conservar la mascarilla puesta en todo momento.

Vigile su salud durante al menos 14 días después de su viaje y antes de su regreso.

Si tú o un miembro de tu familia se enferman o tienen contacto con una persona que padece COVID-19 durante el viaje, deberían aislarse o ponerse en cuarentena y retrasar su regreso.