Snorkel: Todo lo que debes saber sobre este deporte

El Snorkel o (esnórquel) es la práctica de buceo a ras de agua, el atleta va equipado con una máscara de buceo, un tubo llamado esnórquel y normalmente aletas. En aguas frías puede ser necesario el traje de buceo.

El atractivo principal del esnórquel es la oportunidad de observar la vida submarina en un entorno natural sin un equipo complicado y la formación necesaria para el buceo, durante largos periodos de tiempo con relativamente poco esfuerzo. El Snorkel es considerado más una actividad de ocio que un deporte.

Lo más importante para practicar snorkel es saber nada bien, principalmente flotar sin problemas y tener el equipo adecuado. Así podrás disfrutar de la increíble fauna marina, ver los peces de cerca en su hábitat natural.

Equipo necesario

La Máscara

Es indispensable que la máscara quede bien colocada, de lo contrario entrará agua. Antes de colocarla humedece tu cabello y quítalo de tu cara, de forma que entre la máscara y la piel no quede ningún cabello. Si esto sucede el agua se filtraría y su función no se cumpliría. Existen varios tipos de máscaras que puedes utilizar. Lo ideal es una máscara que te permita un amplio campo de visión.

Snorkel

El Snorkel

El snorkel debe ser el mejor que puedas adquirir. Debes corroborar que no filtre agua en tu boca y si lo hace que no sea en grandes cantidades. Si vas a hacer esta actividad con frecuencia considera comprar uno con boquilla de silicona que permiten una mejor adaptación a la boca y evitan que se generen pequeñas, pero molestas, lesiones.

Aletas

Al igual que un pez las aletas te ayudarán a desplazarte con más velocidad haciendo un mínimo esfuerzo, no es indispensable pero ayuda bastante si vas pasar un largo rato en el agua. Las aletas deben cumplir dos requisitos fundamentales, ser ajustadas y confortables. Es importante que no te queden demasiado apretadas o demasiado holgadas de lo contrario en ambos casos tendrás calambres.

Es muy importante que éstas no sean las mismas que se utilizan para practicar las diferentes modalidades de submarinismo, porque en el snorkeling el pie sale a la superficie y las fuerzas impresas son otras para las que las aletas de submarinismo no están diseñadas.

Beneficios

Gana elasticidad y flexibilidad

Realizar una actividad acuática en el mar, como en la piscina nos ayuda a mejorar la flexibilidad y elasticidad del cuerpo. Debido a que bajo el agua la gravedad no existe, lo que permite que nuestro cuerpo pueda realizar movimientos continuos y más amplios que fuera de la misma sin temor a lesionarse.

La postura corporal mejora

Regularmente sufrimos por llevar el tren inferior demasiado abajo en el agua, esto es consecuencia de ir mirando al frente y no concentrado en cuidar la postura recta con el cuerpo. Con el snorkel lo podrás hacer ya que la misma posición de respiración te obligará, naturalmente, a empujar la cadera hacia la superficie.

Tonifica tus músculos

Aunque parezca mentira, pero los snorkels no solo te ayudan a tener una buena postura de cuerpo o conseguir mayor fuerza de brazos, sino también a verte bien. Así, como lo lees, al estar sumergido en el agua nuestro cuerpo trabaja el doble que, al estar fuera de ella. Esto significa cada vez que nadamos, nuestro cuerpo pierde más calorías y, por ende, nos ayuda a mejorar nuestra propia resistencia y potenciar nuestros músculos más rápidamente.

Cura el estrés

El snorkeling, al igual que el buceo y la natación, es uno de los mejores remedios naturales para el estrés. Al nadar, usted segrega endorfinas, también llamadas las hormonas del placer. Además, gracias al empuje de Arquímedes, eres casi ingrávido y apenas sientes el peso de tu cuerpo trasero. Experimenta una sensación de ligereza y un bienestar increíble.

Mejora tu sistema cardiovascular

Tener una buena respiración ayuda a fortalecer el corazón y ayuda a reducir la presión arterial. Al realizar snorkel nuestro organismo experimenta diferentes temperaturas originando que nuestro sistema circulación se active.

Recomendaciones al hacer snorkel

Nunca solos

Es aconsejable que nunca salgamos a hacer snorkel solos. Aunque es una actividad muy segura, nunca estamos exentos de un accidente o de alguna complicación. Por ello es bueno que siempre un compañero nos puede auxiliar o dar la voz de alarma si algo nos sucede. Además, siempre estar acompañados es mejor para disfrutar más de la actividad.

No tocar nada

Con el snorkel lo que haremos será disfrutar del fondo marino. Por ello en el mar no debemos tocar nada. Solo debemos observar. No olvidemos que nosotros no somos criaturas marinas, y por ello lo que parece inofensivo, no siempre lo es.

Controlar la respiración

Durante el buceo con snorkel, es necesario que controles tu respiración. La técnica es hacer respiraciones suaves y profundas, ya que el oxígeno viene desde lejos (por el tubo) y debes acostumbrarte a este tempo. Asimismo, todo el proceso se realiza por la boca debido a que tu nariz se encuentra sellada para evitar el paso del agua.

Te recomendamos practicar varias técnicas de respiración antes de ingresar al agua. Algunos al realizar esta actividad por primera vez, se desesperan y respiran muy rápido. Hay que evitar estas situaciones. Mantener la calma y respirar sereno es lo adecuado.

Lenguaje de seguridad

Como te recomendamos hacer el buceo libre acompañado, es conveniente que conozcas el lenguaje por señas que puedan entender bajo el agua. Esto es particularmente útil para comunicarse si están a profundidad. Antes de ingresar al agua, deben acordar los gestos para manifestar cosas como subir, bajar, estoy bien, algo no está bien, y demás cosas que crean convenientes.

Si es tu primera vez, lo más probable es que el orientador de la actividad te indique cuáles son. También puedes buscar tutoriales sobre este tema para estar más informado.

Contraindicaciones

Entre las contraindicaciones que existen al practicar este deporte se pueden separar en las que prohíben la práctica y las que simplemente aconsejan no realizarla. En las primeras estarían enfermedades como la epilepsia, cualquier lesión neurológica que pueda provocar desmayos súbitos, diabetes sin control médico, bronquitis o sinusitis crónica.

 Embarazo desde las primeras semanas y problemas cardiovasculares como cardiopatías graves, antecedentes personales de infartos, arritmias, malformaciones cardiacas e hipertensión arterial sin que un médico haya prescrito algún medicamento para controlarlo.

Por otro lado, en el grupo de problemas de salud que contraindican la práctica del snorkel estarían diversos trastornos otorrinolaringológicos como las otitis, tanto externa como media, y cualquier problema del sistema respiratorio como la bronquitis, neumonía, sinusitis, etc.