Beneficios de viajar: Viaja y cura todos tus males

Beneficios de viajar

Viajar es uno de los mayores placeres del mundo. Al realizarlos, nos sentimos  reconfortados, libres y sobre todo, crecemos personalmente, que es sin duda, el crecimiento más lleno de todos. Es por ello que hoy decidimos realizar este artículo, para que conozcan los beneficios de viajar, y se atrevan a hacerlo. Síguenos leyendo.

Aumenta tus habilidades de comunicación

Conocer personas con diferentes formas de pensar te ayudará a ampliar tu abanico de conocimientos y esto a su vez te permitirá mejorar tu nivel de comunicación. Cuando viajas te enfrentas a la disyuntiva de tener que escuchar a las personas antes que hablar, parte esencial en el proceso de comunicación.

Un corazón más fuerte y sano

Un estudio realizado en Estados Unidos determinó que viajar reduce el riesgo de padecer infarto de miocardio, sobre todo para las personas mayores. Las estadísticas indican que en los hombres que viajan con frecuencia las probabilidades de sufrir un ataque al corazón son un 21% más bajas. “Las vacaciones pueden ser buenas para su salud”, recomiendan las conclusiones de este trabajo

Disminuye el estrés

Al viajar estamos obligados a salir del entorno que nos causa estrés y se hace menos probable que hay alguien nos llame para molestarnos con un problema, así que el primer beneficio de viajar es que nos desconecta de la rutina y de las personas que no respetan nuestro tiempo libre.

Viajar te ayuda a ser una persona más administrada

Cuando estás por emprender tu próximo viaje tienes que organizar detalles propios de esta actividad, es decir, organizar un itinerario, planear cómo será el traslado, decidir en qué lugar te hospedarás entre otros.

Dentro de este punto podemos añadir que tus habilidades de trabajar en equipo también pueden aumentar, sobre todo si viajas con amigos, pues se deberán tomar decisiones que beneficien a todo el grupo; dejar de pensar sólo en ti y ver por el beneficio colectivo es trabajar en equipo.

Cambia nuestra percepción de la vida

Dejamos de preocuparnos por el pasado, olvidamos la ansiedad por el futuro y nos concentramos en el presente, nos tomamos el tiempo de dejar volar nuestra imaginación y reflexionar sobre las cosas importantes de la vida, restándole importancia a todo lo que nos venía estresando

Aumenta la creatividad

Las personas que se toman el tiempo para aprovechar sus vacaciones con un viaje interesante y relajante, suelen ser más creativas y efectivas en sus trabajos, pues constantemente renuevan su energía y garantizan el progreso, por eso ganan ascensos, mejor remuneración o toman las riendas para construir su propio negocio.

Aumento de la tolerancia

Otro de los beneficios de viajar, es que nos vuelve más tolerantes y flexibles, con nosotros mismos, con los demás, con otras culturas.

Aprender idiomas

La mejor manera de aprender un idioma es viajar al extranjero para poder practicarlo. Este tipo de experiencias aceleran el aprendizaje  y, sobretodo, nos permiten aprender divirtiéndonos.

Viajar mejora la salud

Está demostrado que los viajes mejoran la salud general del cerebro, se disminuye la posibilidad de sufrir ataques cardiacos

Vivir experiencias fuertes

Viajar de forma independiente significa que muchas veces viviremos experiencias que nos marcarán.  También significa que podremos descubrir lugares increíbles, paisajes maravillosos y sitios míticos. Viajar también significa hacer actividades que no hubiésemos hecho en otro lugar.

Mayor amplitud para afrontar los problemas

Irse lejos contribuye a alejarse de las partes estresantes de la vida. Puede ayudar a mejorar tus perspectivas, a brindar nuevos puntos de vista y permite desarrollar nuevas estrategias de para afrontar los problemas.

Cuando se conoce otras realidades, tomamos distancia de la propia vida y se pueden  ver los propios problemas en su verdadera dimensión. A menudo, después de un viaje muchas personas valoran mucho más lo que tienen y dejan de quejarse (o lo hacen menos) por lo que les falta, lo cual les conduce, también, a un mayor bienestar emocional.

Autoestima sólida

Todo viaje representa una suma de desafíos: desplazarse, habituarse a un sitio desconocido, relacionarse con su gente. Y cuanto más lejano es el destino, mayor el reto, ya que implica entrar en contacto con costumbres exóticas, idiomas desconocidos e, inevitablemente, problemas de diversa índole. Buscar los recursos para resolverlos y poder salir adelante potencia la autoestima como pocas otras cosas pueden hacerlo.

Enriquece más la vida

Los viajes, sean largos o cortos le harán crecer personalmente, le nutrirá de otras culturas y otros estilos de vida, de experiencias enriquecedoras en ambientes nuevos e inesperados que le sorprenderán, además habrá muchas probabilidades de aumentar el ingenio.

Refuerza los lazos sentimentales

Si el viaje es en familia o en pareja, sirve para fortalecer los lazos de unión, pues están rodeados de actividades positivas, que generan emociones y sensaciones reconfortantes, como consecuencia se asocian esos estímulos con nuestros seres queridos. Es por ello que las familias y matrimonios que viajan más seguido tienen una mejor relación y son notablemente menos propensos a separarse.

Beneficios de viajar

Encuentro con uno mismo

Cuando viajamos, salimos de la rutina y conectamos más con nosotros mismos, lo que lleva a que nos redescubramos y a que “comencemos a darnos cuenta de lo que es importante en nuestra vida”.

Viajar te hará una personas más feliz

La suma de todos los beneficios de viajar podría resultar en tener personas más felices. Un estudio de la compañía Expedia, demostró que gran parte de las personas relacionan las vacaciones con la felicidad. Más del 80% de las encuestados aseguran que salir de viaje influye positivamente para tener una vida plena y estar satisfecho en las relaciones personales y laborales.