¿Como viajar con mascotas? (Parte 1)

La decisión de viajar con tu perro o gato en un avión o barco no siempre es fácil. En este artículo te aconsejamos como viajar con mascotas. Ayudándote a valorar las diferencias entre estos medios de transporte para que tomes la mejor decisión, para que tu animal se sienta cómodo durante el viaje.

¿Como viajar con mascotas?

Asegúrate de que la aerolínea permite volar con mascotas

Si quieres viajar con tu mascota en el avión, lo primero que tienes que hacer es elegir una compañía que permita volar con perros y gatos (u otro animal en caso de que tu mascota sea diferente). Al día de hoy, las aerolíneas no están obligadas a aceptar mascotas ni en cabina ni en otros sitios.

Cada aerolínea es libre de decidir si los acepta y pone sus propias normas al hacerlo. En el caso de que la aerolínea en cuestión acepte mascotas –cada vez son más las compañías aéreas que aceptan mascotas-, ten en cuenta que la compra del billete para viajar con mascota puede requerir más tiempo que la compra de un billete normal, generalmente porque requiere la aprobación de instancias superiores.

Para saber si la compañía que quieres utilizar permite viajar con mascotas en el avión, visita su página web o llama a su servicio de atención al cliente. Y sí, prepárate para hacer algún pago extra porque, casi en la totalidad de los casos, tu mascota también paga billete de avión (aunque sea para volar en un trasportín a tus pies o en tu regazo).

El viaje en avión puede tener la ventaja de ser más corto que el viaje realizado con otros medios de transporte. Pero puede llegar a ser muy estresante, sobre todo cuando el animal tiene que viajar lejos del propietario, que no tiene acceso al animal hasta llegar al destino. Además cuando el vuelo es muy largo, los animales pueden tener dificultad para adaptarse y sufrir algo parecido a nuestro jet lag, con problemas digestivos e irritabilidad.

Para viajar en avión con un animal es preferible reservar vuelos directos en lugar que los que prevén escalas. Además, es aconsejable evitar volar en los días de desplazamientos masivos de viajeros y reservar por tiempo ya que en muchas compañías solo se permite la presencia de un número limitado de animales por vuelo. Algunas compañías aéreas también tienen restricciones con respecto a edad, raza y algunas características específicas de los perros.

Es importante si tenemos previsto un viaje con este medio habituar a nuestro animal al transportin, con ello evitaremos que se estrese y que su viaje sea mucho más placentero.

Como viajar con mascotas

Además y en general no se permite que viajen cachorros que tengan menos de 8 semanas de edad y en el caso de perros que pertenecen a razas consideradas potencialmente peligrosas, se requiere que lleven puesto el bozal, incluso cuando están encerrados en el transportín.

Además las compañías aéreas se reservan el derecho de denegar el acceso a los animales que por sus características pueden resultar molestos para los otros pasajeros, como en el caso de animales que huelen mal o que se muestran agresivos con las personas.

En cambio, los perros guía y los perros de asistencia no suelen tener problemas para viajar con sus propietarios en el interior de la cabina y pueden incluso viajar en compañías que normalmente no admiten mascotas a bordo.

Tips. Si un animal viaja en avión no se aconseja sedarlo ya que el uso de sedantes aumenta el riesgo de problemas cardíacos y respiratorios durante el vuelo, sobre todo en los gatos y en los perros de morro aplanado. Además con la sedación el animal no puede mantenerse en equilibrio y es más fácil que sufra daños si no está bien sujeto.

¿Hasta qué peso mi perro puede viajar en mi regazo o debajo de mis pies?

En bodega irán los animales con peso superior a 6 kg. Se recomienda bañarlos. En cuanto a los perros lazarillo, contacten con las compañías ya que algunas aceptan peso y tamaño, otras ponen condiciones, incluso algunas no los aceptan.

Ten la documentación en regla

Cada país puede requerir la documentación que le parezca oportuno a la hora de permitir la entrada de mascotas en su territorio. Por eso, antes de volar con tu perro o con tu gato, debes informarte de qué requisitos administrativos deben cumplir. En la embajada de tu destino podrán informarte al respecto, consulta su web o llámales por teléfono.

Vueles donde vueles con tu perro o con tu gato, necesitarás un pasaporte de mascota. Este pasaporte lo expide el veterinario y, generalmente, suele darlo cuando se le pone el chip al animal (vayas a viajar inminentemente o no). En este pasaporte se refleja el historial médico del animal (vacunas, tratamientos de desparasitación, etc.) Puede darse el caso de que el país de destino exija otra documentación a parte del pasaporte de mascota.