¿Cómo viajar con mascotas? (Parte 2)

En la primera parte de este articulo indicabamos que debemos estar informados antes de viajar con nuestras mascotas. Una de las principales cosas era las aerolineas en el caso de que viajaramos por avion. Ahora bien daremos mas detalles de cómo viajar con tu mascota, para que disfrutes de un venturoso viaje.

Informate antes de volar

«Si viajas por Europa con tu perro, sólo necesitas el pasaporte de tu mascota. Pero si viajas fuera, a Estados Unidos por ejemplo, necesitas un certificado del veterinario y otro del Ministerio de Agricultura.

En el caso de los gatos, para volar por Europa es obligatorio tener pasaporte de mascota y la vacuna de la rabia. «Hay que poner la vacuna de la rabia con tiempo. Pues algunos destinos exigen que el gato esté vacunado con cierta antelación. A veces con antelación de varios meses».

 Ciertos países exigen además que el gato este correctamente desparasitado (incluso con tratamientos específicos) o, incluso, pasar una cuarentena. Lo mismo puede ocurrir con los perros. «En Tailandia tu perro tendrá que pasar cuarentena. Así que, si el viaje es corto, puede que no te compense llevarle»

Elegir un trasportín adecuado

Una de las cosas más importantes a la hora viajar con mascotas en un avión, es elegir un trasportín adecuado. El trasportín adecuado para volar con un perro o con un gato es aquel que garantiza el máximo de comodidad a tu mascota. Y a la vez, cumple las normas de la aerolínea que vas a utilizar.

 Una vez que encuentres una aerolínea que permita volar con animales, asegúrate de cuáles son sus requerimientos a nivel de trasportín, pues cada compañía tiene sus normas, suelen ser muy concisas y, ¡suelen ser muy escrupulosas con su cumplimiento!.

«El tamaño y la raza del perro se convierten en un problema a la hora de volar. Los perros que pesan más de 8 kilos incluido el trasportín tienen que ir en bodega y las razas con problemas respiratorios como los bulldogs, no pueden volar tras la última normativa de algunas aerolíneas».

 A nivel de razas, no suele haber problemas con los gatos pero que su peso si es una limitación: «La mayoría de las aerolíneas no permiten gatos en cabina que pesen más de 7 u 8 kilos, trasportín incluido».

Pasar el control de seguridad con arnés y correa

Si vas a volar con tu mascota en cabina, el animal también tendrá que pasar el control de seguridad. Sin embargo, tu perro o tu gato no pasarán este control metidos en su trasportín.

Elige un buen destino para viajar con tu mascota

No todos los destinos son petfriendly ni lo ponen fácil para viajar con mascotas. Otros sí. «En algunas ciudades o países están muy acostumbrados a que los perros entren en casi todas partes, y los tratan como a uno más», te  recomiendo para viajar con perro lugares tan dispares como Miami, Vancouver, Londres, París y Cerdeña.

Para viajar con gatos sitios tranquilos, sitios con poco ruido y, a poder ser, nada de casas de campo con jardín privado.

¿Cómo viajar con tu mascota en barco?

Como ocurre en los desplazamientos en avión, no existe una normativa general respecto al traslado de mascotas en barco. Cada compañía, en función de la duración del trayecto y del volumen de pasajeros, establece sus propias restricciones. De ahí la conveniencia de que te informes de lo que supone viajar junto a tu perro en cada una de ellas.

En términos generales, deberás realizar una reserva previa y adquirir una tarjeta de embarque para tu perro. Durante el embarque y el desembarque, tu perro deberá ir atado y con bozal. Independientemente de que no pertenezca a una raza considerada potencialmente peligrosa. La normativa general establece que, en el momento del desembarque, los pasajeros que viajen con perro serán los últimos en salir del barco.

Los perros, sea cual sea su tamaño, viajarán dentro de un transportín propio homologado por la compañía, o bien en jaulas correctamente acondicionadas para garantizar su bienestar (con una buena ventilación, superficies impermeables, y agua disponible en todo momento).

Esta opción de viaje suele ser larga y los animales suelen viajar lejos del propietario en una parte del barco destinada específicamente a los animales de compañía y acondicionada con casetas individuales.

Cómo viajar con tu mascota

Sin embargo, en algunos casos el propietario tiene la posibilidad de ir a visitar su animal durante el viaje para comprobar que esté bien y puede incluso sacar a pasear al perro en la cubierta del barco. Los desplazamientos del perro por el barco se tendrán que realizar en transportín o en caso de perros de tamaño medio‐grande, el animal estará provisto de correa, collar y bozal.

En los barcos rápidos y siempre en una zona habilitada para las mascotas, puede estar permitido que los perros de pequeño tamaño o los gatos que no superen los 6 kg de peso viajen en transportín cerca del propietario.

Independientemente del tipo de barco, los perros guía y de asistencia suelen tener libre acceso a las instalaciones. Y pueden viajar junto al propietario, pero siempre llevando puesto bozal y correa y sin molestar a los otros pasajeros.

Esperamos que haya sido de tu agrado nuestro articulo y que ya tengas una idea de cómo viajar con tu mascota. ¡Hasta la proxima!.