Medidas de seguridad para estar con niños en la playa

La playa es un lugar muy relajante, tanto para nosotros como para nuestros como para nuestros niños.  Es un lugar diferente al parque y a la casa. Pero también un lugar que tiene muchos riesgos y donde debemos tomar varias precauciones. No dejes que un infortunado accidente arruine tus vacaciones, pon en práctica estas medidas de seguridad para estar con niños en la playa. Síguenos leyendo.

Playa apropiada para ellos

Antes viajar, debes infórmate de las características y medidas de seguridad de la playa: las corrientes, fuerza de las mareas y la presencia de “peligros” como medusas son factores que no debes dejar de controlar. Las playas más apropiadas son aquellas que cuenten con pocas olas, sillas y sombrillas que puedas alquilar y lugares cercanos donde puedan comer sin tener que caminar tanto.

Investiga la playa elegida con anterioridad

Debido a que cada playa es única y diferente investiga muy bien sobre acontecimientos recientes. Pues puede haber historial de presencia de tiburones, medusas, cocodrilos, erizos, cangrejos, fuertes corrientes submarinas, marea alta, etc. Muchos accidentes ocurren por falta de información.

Informa a tus hijos

En caso de que tus hijos ya hablen deben saber de memoria los números telefónicos de los padres, dirección de la casa, en qué lugar se hospedan en caso de perderse.

De no ser así les puedes mandar a realizar una chapita como las que usan los militares con su nombre teléfono entre otras cosas.

Ropa de colores brillantes

Vestir a los niños de colores brillantes es excelente para no perder de vista a los niños, incluso cuando están a una distancia considerable. La ropa de colores brillantes resalta incluso por debajo del agua, a menos que el agua esté muy revuelta con arena. Es imperativo nunca perder de vista a tus niños, pues los accidentes de playa pueden ocurrir en segundos.

Lugar de ubicación

Cuando los niños entran a nadar al mar y regresan a la playa, es difícil ubicar el lugar donde estaban. Sobre todo si hay mucha gente. Lo ideal es colocar algo de color en tu sombrilla o establecer algún punto de referencia para que ellos se ubiquen mejor.

Ten a la vista puestos de control

En lo que llegues a la playa debes ubicarte cerca de un guardia salvavidas, seguridad o personal capacitado en caso de emergencia, pues contar con ayuda inmediata en caso de algún problema o accidente puede ser la diferencia entre la vida y la muerte.

Nunca los dejes solos

Esta es una regla de oro en cualquier lugar a donde vamos no solamente en la playa. Así pensemos que son grandes siempre para su edad existen factores de riesgo. En el caso del mar hay que ser muy desconfiados porque pueden tener huecos que absorben y pueden llevar a nuestros hijos con la corriente así sepan nadar.

Objetos inflables grandes

Los objetos inflables grandes, como muñecos bananas, entre otros solo son aptos para playas sin mucho oleaje. Es decir tipo piscina. Ya que pueden ser arrastrados por las corrientes marinas superficiales que van a contracorriente de las submarinas, por lo que resulta difícil sujetarlos a menos que tengan una correa amarrada con la persona. Por lo que hay que tenerlos muy en cuenta.

Bloqueador solar

La exposición a los rayos solares es muy intensa incluso en días nublados, y su piel es muy delicada. Es por ello que deber considerar un bloqueador solar solo para ellos dependiendo de su tipo de piel y edad. (No pueden usar el mismo que nosotros).

Las horas en las que los rayos solares se hacen más intensos van entre las 11 de la mañana y las 4 de la tarde. Por lo que debes planificar muy bien el itinerario de manera tal que en esas horas tengan mayor protección de los mismos.

Baños cerca

Debes tener en cuenta que baños puedes utilizar y que por supuesto tenga poca distancia de la playa, bien sea de un restaurant o un público.

Horas de comida

Por estar en la playa no debes cambiar sus horarios de comida. En caso de estar lejos de algún restaurant siempre debes llevarle algo de comer y estar muy pendiente que no ingresen inmediatamente al mar sin haber realizado una hora de digestión al menos.

Entretenimiento

Para que los niños se entretengan en la playa, debemos llevarles objetos que lo garanticen por varias horas. A continuación les aportamos algunas ideas, que por su puesto van a depender de la edad.

Para el agua: colchonetas hinchables, tablas de surf para los niños, balones o pelotas, pistolas de agua. Cualquiera de ellas es necesario que sean blandas y fáciles de transportar ya que si las van a usar niños hay que garantizar su seguridad.

Para la arena: Los tradicionales cubos y palas nunca pueden faltar en nuestra bolsa de playa. Niños y mayores pueden disfrutar haciendo diversas formas con la arena. Además las raquetas de playa son otro de los juegos típicos de los días playeros. Incluso el voleyboll se practica con frecuencia en las playas que cuentan con redes y espacios públicos.

Medicamentos

A pesar de toda la seguridad y socorristas que puedas tener cerca en un momento determinado siempre debemos contar con un botiquín de primeros auxilios, esta es otra de las medidas de seguridad que debes tomar muy en cuenta. Aunque nuestro hijo no padezca de ninguna enfermedad, debemos tener medicamentos especiales para la fiebre, curitas, gasas entre otros.

Evitar raspones o quemadas con la arena

Al terminar la sesión de playa es muy sencillo evitar las rozaduras por arena limpiando con toallitas húmedas las partes del cuerpo en las que pudiera entrar arena o las que tengan coyunturas, como las orejas, dedos, entrepierna, ojos y articulaciones. Después de secarse es bueno usar talco para eliminar los granos de arena que quedan pegados en la piel con facilidad. Esperamos que haya sido de utilidad este artículo «Medidas de seguridad para estar con niños en la playa», realizado para prevenir accidentes. ¡Hasta luego!.