El Piragüismo: Bocas del toro

¿Qué es Piragüismo?

El Piragüismo: Empecemos por lo básico. Simplificando mucho, el Piragüismo es un deporte acuático que se practica sobre una embarcación ligera, elaborada de distintos materiales y propulsada mediante palas.

Las embarcaciones más comunes son Canoas y Kayaks. Ambas pueden ser para 1 tripulante, 2 ó 4. Pero nunca para 3 o más de 4. Es habitual referirse a ellas por su inicial y el número de tripulantes (C1, K2… )

A raíz de estas embarcaciones, el Piragüismo también recibe los nombres de Canotaje, Canoaje o Canoa Kayak.

Existen otros tipos de embarcaciones específicas de cada modalidad, aunque son menos frecuentes.

Canoa vs Kayak

Aunque a simple vista pueden parecer lo mismo, lo cierto es que son dos tipos de embarcación distintas.

En el Kayak, el palista va sentado y para remar utiliza una pala de dos hojas, una a cada extremo. Tienen su origen en la cultura inuit (esquimales) y son más populares por ser más cómodos, rápidos y estables.

En la Canoa, sin embargo, el palista va arrodillado y utiliza una pala con una sola hoja. Aunque se le atribuyen distintos orígenes, está bastante aceptado que provienen de los indígenas norteamericanos.

Y entonces, ¿qué es una Piragua? te preguntarás. Las Piraguas son ambas. Es un concepto genérico, de la misma manera que Piragüismo abarca cualquier competición independientemente de que sea en Kayak, Canoa u otro tipo de embarcación con características similares.

Piragüismo: Historia, Modalidades

El piragüismo es un deporte náutico en el que se pueden alcanzar grandes velocidades, consiste en navegar con canoas o kayaks, propulsados remo a por una, dos o cuatro tripulantes. En esta disciplina se disputan carreras de velocidad y de fondo.

La piragua es uno de los vehículos navegables más antiguos que existen. Casi todos los pueblos y tribus que han habitado la Tierra y que necesitaban del río para vivir se han servido de las piraguas para poder hacer su vida más fácil. Los conquistadores de América ya habían observado cómo los indios del Caribe navegaban en pequeñas embarcaciones construidas con troncos de árbol ahuecados, que impulsaban con remos.

Aunque las canoas y los kayaks, lejos de desaparecer en las sociedades más civilizadas o modernas, se han popularizado como un deporte atractivo y dinámico que puede practicarse tanto en aguas tranquilas y mansas como en los rápidos de los ríos más salvajes.

Los materiales fundamentales son; la embarcación (canoa o kayak); un remo; un casco ligero normalmente de fibra de vidrio o plástico en embarcaciones de recreo, y fibras de kevlar o carbono en embarcaciones de competición; un chaleco salvavidas; una cuerda de rescate, escarpines, calcetines y guantes de neopreno y, por supuesto, el traje isotérmico o de neopreno.

Modalidades

Existen diferentes modalidades de piragüismo o canotaje, dependiendo del tipo de embarcación, del número de personas que monten sobre ella o de la superficie acuática sobre la que se desarrolle (mar, río, lago o pista artificial). Las modalidades de piragüismo de aguas tranquilas y de slalom son las que actualmente se mantienen como deporte olímpico.

Niveles de dificultad de las Aguas de Piragüismo

Nivel I – Fácil: Aguas Tranquilas sin ninguna dificultad de navegación. Plana o prácticamente plana.

Nivel II – Pequeñas Dificultades: Aguas poco turbulentas con corrientes, presas y rápidos sin dificultad.

Nivel III – Difícil: Corrientes vivas y rápidos que necesitan cierta consideración. Exigen dominio de la embarcación.

Nivel IV – Muy Difícil: Para palistas entrenados pues presenta aguas muy turbulentas, aunque predecibles. También puede haber cascadas de cierta consideración.

Nivel V – Extremadamente Difícil. Peligroso: Sólo para palistas perfectamente entrenados y preparados. Aguas muy turbulentas y poco predecibles con remolinos y cascadas peligrosas.

Nivel VI – Infranqueable: Sin posibilidad de navegación.

Reglas del Piragüismo por modalidades

Piragüismo en Aguas Tranquilas

Este tipo de competición se desarrolla en línea recta, sobre aguas sin corrientes ni obstáculos, es decir Niveles I y II. Todas las embarcaciones toman la salida al mismo tiempo con la finalidad de cruzar la meta en primer lugar. Suele desarrollarse en lagos, ríos tranquilos, canales, etc. y con carriles delimitados mediante boyas situadas cada 25 metros.

Para determinar el orden de llegada se toma como referencia la proa de la embarcación, es decir, la parte delantera de esta, independientemente de la posición del palista que, necesariamente, debe estar dentro de dicha embarcación

La modalidad de Piragüismo en Aguas tranquilas se divide a su vez en otras dos:

Piragüismo de Velocidad o Sprint, que incluye distancias que no superan los 1.000 metros (200, 500 y 1.000 metros).

Piragüismo de Fondo, que incluye las distancias de más de 1.000 metros: 2.000, 5.000, 10.000 y +10.000 metros.

Piragüismo Slalom

Al contrario que la disciplina anterior, esta se desarrolla sobre Aguas Bravas de niveles III, IV y V, es decir, con corrientes y obstáculos. Estas pertenecen a un recorrido artificial creado para este tipo de competición.

A la dificultad de la propia corriente se añaden una serie de puertas numeradas que deben ser cruzadas en el orden establecido. Si las barras que las marcan son blancas y verdes deberán cruzarse en el sentido de la corriente. Si son rojas y blancas deberán cruzarse contracorriente.

Las embarcaciones hacen el recorrido de una en una tratando de hacerlo en el menor tiempo posible. A este tiempo se pueden añadir segundos en caso de penalización en alguna puerta:

  • 2 segundos en caso de tocar la puerta ya sea con el cuerpo, la pala o la embarcación.
  • 50 segundos en caso de saltarse una de las puertas o cruzarla en el sentido equivocado.

Estas penalizaciones son acumulativas y se suman tantas como infracciones se cometan.

La competición se inicia con dos mangas de clasificación de las cuales sólo se tiene en cuenta la mejor. Según los tiempos establecidos, los palistas pasan a semifinales o finales, donde el procedimiento es el mismo, aunque en este caso sólo se realiza un descenso.

Las categorías que compiten en esta modalidad son el Kayak de un tripulante (K1) y la Canoa con 1 y 2 tripulantes (C1 y C2) Las tres categorías son disputadas por hombres y mujeres.

Cuenca del Canal de Panamá

Puedes disfrutar de la oportunidad de navegar en Piragüismo en esta inmensa vía fluvial que se abre paso a través del campo panameño y la selva. El Gamboa Resort, situado a orillas del Canal, ofrece paseos en Piragüismo por el histórico río Chagres y también kayaks gratuitos para uso de los huéspedes. Durante una excursión, probablemente verás monos de cara blanca, araña, aulladores o tití, perezosos, basiliscos, martines pescadores, águilas, tortugas, y diferentes tipos de reptiles.

Archipiélago de San Blas

Otro lugar ideal para el Piragüismo marino es el paraíso tropical de las Islas de San Blas frente a la costa caribeña de Panamá, habitado por los pintorescos indígenas Guna. Aquí, en su nación soberana, Guna Yala, todavía pasan el día pescando, recogiendo cocos y fabricando molas (el famoso arte de tela de reverse appliqué). Mientras remas y haces esnórquel, podrás encontrar ocultos tesoros naturales entre los ricos arrecifes de coral (unos de los mejor preservados del mundo), deslizarte a través de manglares inexplorados, y acampar en desiertas playas tropicales o en pueblos poco concurridos.

Kayak de río

Panamá ofrece buenas condiciones para el Piragüismo de río durante la temporada de lluvias (de abril a noviembre). Los ríos más populares son el Chiriquí, Chagres, Mamoni y Pacora.