Recomendaciones para viajar con adultos mayores

El ser un adulto mayor no debe impedirles a las personas, aprovechar de volar a tantos destinos maravillosos. Sin embargo, también sabemos que puede implicar necesidades y preocupaciones adicionales a la hora de volar. Para su tranquilidad, en este artículo les ofrecemos las mejores recomendaciones para viajar con adultos mayores. Síguenos leyendo.

Cita previa al médico

Es de suma importancia realizar una visita al médico antes del viaje. Personas con obesidad, varices o que han sufrido algún tipo de trombosis entre otras enfermedades. Es necesario que con la prescripción médica consuman anticoagulantes que ayuden en el vuelo a que alguna artería o vena pueda taparse.

Detallada planificación

Una buena planificación es fundamental para no dejar nada al azar durante el viaje. Cómo llegaremos hasta los destinos elegidos, revisar el tiempo y la temperatura que nos vamos a encontrar en nuestro viaje o vacunarnos (si es necesario) antes de llegar. Son ejemplos de lo que se debe prever para tenerlo todo preparado. Por supuesto, ello nos ayudará a preparar la maleta y no dejar nada al azar.

Consultar el destino

A veces se piensa que como ya están en la tercera edad, no pueden tomar decisiones. Sin embargo, es importante que estas actividades sean de integración. Además es una oportunidad para que nuestros adultos mayores se sientan reconocidos.

adultos mayores

Por otro lado, lo ideal es llevar a nuestros familiares mayores a climas cálidos. Que por ejemplo, someterlos a las temperaturas de la montaña en invierno. Además, a la hora de planificar un recorrido por varias zonas, procura elegir una ruta que tenga un clima constante. Para evitar exponerlos a cambios bruscos.  De esta forma podemos prevenir imprevistos por no haber puesto suficiente atención a estos aspectos antes de emprender el viaje.

Tipo de aeropuerto

Evita las aerolíneas y los aeropuertos pequeños si viajas con un adulto mayor, porque tu ser querido se vería forzado a usar escaleras para abordar o bajar del avión. Los aeropuertos grandes están mejor equipados para ofrecer ayuda. Por ejemplo, la mayoría tiene hoteles dentro o muy cerca en caso de cancelación de un vuelo.

Llegar con antelación

En el caso de viajar en avión, es importante acudir al aeropuerto con suficiente tiempo para efectuar todos los trámites y controles. Las personas mayores deberán acudir con bastante antelación. Ya que, a menudo, los desplazamientos dentro del propio aeropuerto son interminables.

Además, en caso de tener dificultades con la movilidad, pueden solicitar una silla de ruedas a la compañía de vuelos o al mismo aeropuerto para desplazarse con mayor facilidad.

Vestimenta

Los expertos recomiendan que para el viaje, se debe vestir ropas amplias y cómodas. Además, antes de hacer las maletas es importante saber el clima del lugar de destino, debido a que el adulto mayor tiende a sentir más frío, hasta en lugares cálidos.

Estiramientos

Los adultos mayores deben hacer estiramientos antes y después del viaje. Estimular la circulación flexionando las extremidades, cambiar de postura y caminar siempre que se pueda (lo ideal es cada dos horas). Con el fin de reactivar la circulación y evitar posibles contracturas musculares.

Seguro de viajes

Es necesario contratar una asistencia de viajero que cubra cualquier tipo de percance que se pudiera tener en un viaje (todos estamos expuestos). Hay que saber que en muchos países los costos por alguna emergencia son elevados.

Accesibilidad de tu destino

Investigar previamente el grado de accesibilidad de los lugares que visitaran, es fundamental para hacerle el viaje más cómodo a personas mayores. Buscar hoteles con ascensores o con pocas escaleras, e identificar el grado de accesibilidad de los lugares turísticos que pensamos visitar, será mucho más cómodo para todos.

Descanso

Es bueno modificar los itinerarios para que incluyan suficiente tiempo de descanso entre actividades y no excedan las reservas de energía. Las siestas, las paradas frecuentes para ir al baño. Los descansos periódicos y un ritmo acorde con la capacidad de los viajeros mayores harán el viaje agradable para todos.

Botiquín de fácil acceso

En este siempre debemos de llevar medicamentos diarios, incluidas inhaladores para crisis asmáticas, agua, bebidas hidratantes, identificación de alergias a medicamentos, comidas o animales específicos, meriendas ligeras, confites, té tranquilizante, insulinas.

El tema de los medicamentos antialérgicos es muy importante, los adultos mayores tienden a hacer reacciones alérgicas a medicamentos, alimentos o animales, por esta razón es importante manejar medicamentos para poder estabilizar un pacientes mientras buscamos un centro de salud (dexametasona, fexofenadina, clorfenamina).

Cuidado de la piel

Por la fragilidad de su piel, el adulto mayor debe aplicarse constantemente bloqueador solar superior a factor 50 en las zonas expuestas al sol.

Lo ideal es la utilización de lentes de sol y un sombrero que cubra adecuadamente el cuero cabelludo y mayor parte de la cara. A su vez para mantener la piel y el cuerpo fresco e hidratado se recomienda llevar cremas o lociones humectantes para la piel y cremas para después de la exposición del sol.

Alimentación

Las personas mayores tienden a seguir una dieta equilibrada basada en una serie de alimentos a los que su estómago ya está acostumbrado. Viajar, sin embargo, supone conocer una nueva gastronomía. Platos más complejos que los acostumbrados. Nuevos alimentos, cocinas exóticas.

Es bueno explorar este aspecto de la cultura pero con moderación. Ya que si se da un cambio radical en la dieta, existe el riesgo de sentirse mal.

Recreación adecuada

Los adultos mayores tienen la posibilidad de participar en actividades recreativas pero no todas son adecuadas para ellos. Por esta razón debemos de buscar actividades como caminatas, aeróbicos pasivos. Paseos en bote, piscinas con antideslizantes.

Las actividades que no debemos de permitir que ellos realicen son: ríos con piedras, mareas peligrosas, caminata por montaña. Cabalgata, paseos en cuadriciclo, actividades de deportes extremos.