Buceo seguro: Como practicar de manera segura

Para practicar un buceo seguro, deberás tener en cuenta estos consejos que pueden ayudarte a minimizar riesgos. Sin embargo, si realmente deseas disfrutar del buceo en un lugar nuevo, con seguridad y sin tener que preocuparte por algunos de estos puntos, ciertamente lo mejor es unirte a un Tour, en donde exista personas especializadas.

Temperatura del agua

Ya que estarás expuesto a la temperatura del agua durante un período prolongado de tiempo, es imprescindible conocer de antemano cuáles son las condiciones térmicas. Por otro lado, si bien puede no ser necesario para todas las ubicaciones, es una buena idea saber con anticipación si el agua estará excesivamente caliente o demasiado fría.

Como resultado, afortunadamente existen trajes especiales para ser utilizados en situaciones únicas como la temperatura del agua. Esto incluye trajes secos y otros equipos que pueden ayudar a mejorar su experiencia de buceo seguro y protegerle de la hipotermia.

Comprobar el material

Esto es algo rutinario que debes hacer siempre. Comprueba que todo tu material (y el de tus compañeros) funcione correctamente. Tenemos que evitar que algún elemento esté perdiendo aire, que el tanque no esté bien cargado o que alguna pieza no cierre correctamente.

Intentar ir en grupos pequeños

Buceo seguro

Aunque ir en grupo puede dar cierta seguridad, la verdad es que un grupo demasiado grande puede ser difícil de controlar para el instructor. Intenta ir en grupo de máximo 6-8 personas.

Tomar abundante agua

Nuestro cuerpo pierde una gran cantidad de agua mientras buceamos. Por eso, es muy importante que bebamos mucha agua antes y después de cada inmersión.

Pastillas para el mareo

Muchas de las inmersiones implican un trayecto en barco. En consecuencia, el balanceo suele ser considerable y algunas personas se marean. Toma pastillas si crees que te puede pasar. Aunque vomitar bajo el agua es completamente posible, no es precisamente una experiencia divertida.

Peso

Como parte de tu entrenamiento de buceo, te habrán enseñado que necesitarás tener una cierta cantidad de peso extra para ayudarte permanecer bajo el agua. Ciertamente, es por ello que parte de tu equipo de buceo incluye un cinturón con peso, que te ayudará a mantenerte sumergido.

Por lo tanto, es muy importante que averigües exactamente cuánto peso necesitas tener en tu cinturón, para realizar un buceo seguro. Durante la inmersión va a ser muy complicado subir a la superficie para traer más pesas. Por encima de todo, siempre debes verificar esto antes de empacar su equipo.

Condiciones del mar

Dependiendo de la condición del mar, podría ser muy difícil entrar o salir del agua de manera segura. Esto podría conducir a una situación potencialmente peligrosa. Por ello es muy importante que estés plenamente consciente de la condición del clima antes de subirte al bote.

Las condiciones del tiempo no suelen cambiar drásticamente en minutos. En consecuencia, siempre es posible revisar los datos del clima previamente para no llevarse una sorpresa.

Lugar de buceo

Conocer de antemano detalles específicos sobre el sitio de buceo es muy recomendable. Nunca es una buena idea pensar que podremos manejar cualquier situación imprevista que se presente. Siempre debes tener contacto, con algún experto que te ayude y pueda mostrarte la zona. Esta es la mejor forma de minimizar riesgos y tener una experiencia más segura.

Preparación del compañero

Buceo seguro

Por encima de todo, debes asegurarte de que la persona que buceará contigo está igualmente preparada. Nunca deberías bucear solo, por lo que tener un compañero que domina los aspectos del buceo es sumamente importante. Ademas, debes recordar que en caso de que algo vaya mal, tu compañero será la persona que podrá ayudarte. Por ello es importante que ambos se encuentren en un buen nivel de preparación.

Controla el pánico

Un gran número de accidentes en el buceo ocurren sin duda debido al pánico. Es decir, cuando entramos en pánico y no sabemos que hacer, tendemos a tomar malas decisiones. No importa lo que ocurra, relájate, cierra los ojos si es necesario, respira y piensa. Recuerda lo que has aprendido y actúa para resolver el posible problema.

Mantener la tranquilidad

El buceo no es una carrera. No se trata de llegar más rápido que los demás. Por lo tanto, muévete lentamente. Ademas, ahorrarás energía, aire, y podrás disfrutar mejor del entorno. Lo mas importante, es que a la hora de ascender, nunca subas más rápido que tus burbujas.