Viajes largos en bus

Viajes largos en bus: Los viajes en autobuses en ocasiones pueden llegar a ser incomodos, sobre todo si son muy largos, y si no tenemos una distracción con la que pasar el tiempo. Por lo tanto, a continuación, te damos unos consejos para que los viajes largos en autobús sean lo más cómodo y entretenido posible.

Ropa a utilizar

Para empezar, es fundamental usar ropa cómoda para los viajes largos en autobús. Por lo tanto, olvida ropa y calzado apretados, peinados con horquillas y gomas apretados y, en general, cualquier complemento o vestimenta que pueda suponernos una molesta. En otras palabras, usar ropa deportiva suele ser una buena opción.

Tambien es recomendable llevar un abrigo. Porque no sabemos si el aire acondicionado pueda estar muy frio.

Viajes largos en bus: Planifica las fechas

Hay que planificar con tiempo de antelación para evitar fechas que coincidan con días festivos, o vacaciones generales, de manera que el viaje no se haga terrible a causa de las colas y los embotellamientos.

Ciertamente, siguiendo estos consejos, el viaje en autobús se convertirá en una experiencia placentera que nos llevará al destino elegido de una forma cómoda.

Entretenimiento

Viajes largos en bus

Una buena práctica para los viajes largos en autobús es llevarse música, películas o lectura para hacer el trayecto más llevadero. Por lo tanto, hoy en dia, con cualquier smartphone esto es sencillo de llevar a cabo.

Unos auriculares que nos aíslen del ruido externo, junto con algo de música, nos puede ayudar a relajarnos y tener un viaje más placentero o incluso a dormir la siesta sin ser molestados.

Viajes largos en bus: Realiza estiramientos

Viajar en autobús puede entumecer los músculos de nuestro cuerpo. Para evitarlo, se pueden realizar pequeños ejercicios de estiramientos de piernas, brazos y tronco. Además, para reactivar la circulación sanguínea y reducir la hinchazón en zonas como tobillos, pies y manos, hay que realizar movimientos circulares con los pies.

Provisiones

Debemos llevar una botella pequeña de agua. Puede que nos de sed en medio del viaje y hasta la siguiente parada no podremos beber si no llevamos agua encima. Los autobuses tienen aire acondicionado en verano, pero en esas épocas conviene hidratarse muy bien, aunque no pasemos calor.

En cuanto a las comidas lo recomendable es no hacer comidas pesadas antes del viaje, porque puede hacerse aún más pesada si tenemos que pasarla durante el viaje.

Mirar por la ventana

Viajes largos en bus

Los parajes que podemos ver por la ventanilla es, para muchos, lo mejor del viajar por carretera, ya que los autobuses acceden por lugares que otros medios de transporte no llegan.

Disfrutar del paisaje es una experiencia única y es lo que hace que mucha gente le guste viajar en autobús.

Aprovechar las paradas

Otra recomendacion de como viajar en autobús cómodamente es el aprovechamiento optimo de las paradas. Cada cierto tiempo, el autobús realiza paradas para descansar y estirar las piernas. Por lo que hay que aprovechar, para disfrutar del lugar que nos rodea y probar algún producto típico de dicha zona.

Todos los pueblos donde se suele parar tienen algún producto alimenticio característico. Pruébalo y descubrirás nuevos sabores que no te defraudarán. Incluso puedes aprovechar para llevártelos para el viaje.

Instalaciones del autobús                    

Los autobuses que cubren largas distancias están mejor equipados que los de ciudad. Usa estas instalaciones extra del autobús a tu favor:

  • Los asientos se pueden reclinar más, con las que podrás descansar mejor.
  • Si el autobús está equipado con WIFI, siéntate en los primeros asientos y te llegara mejor señal.
  • Conecta a la corriente o USB tus aparatos electrónicos si el autobús está provisto de ellos. Te aburrirás menos.
  • Aprovecha los asientos especiales del autobús como los que hay delante y detrás de la puerta trasera. En los primeros podrás reclinarte sin molestar a la persona de detrás.

Viaja en compañía

Los viajes en compañía suelen hacerse mucho más cortos si los juntamos con conversaciones entretenidas y unas risas. Por otro lado, en el caso de viajar solos, deja de lado la timidez y entabla una conversación con tu compañero de viaje (si es que no está ocupado en algo), haciendo del viaje algo mucho más entretenido para ambos. Puede ser el comienzo de una nueva amistad.