Pesca Deportiva en Bocas del Toro

La apartada costa caribeña occidental de Panamá es salvaje y no desarrollada, y es exactamente lo que hace que la pesca en estas aguas sea tan notable. La pesca deportiva en Bocas del Toro es de clase mundial, no mundialmente famosa, rara vez vemos otro pescador. Ven a pescar con nosotros y deja que la fauna exótica y los peces grandes, rodeados de un paisaje virgen surrealista, creen la experiencia de pesca de toda la vida.

Época para pescar

La pesca en Bocas del Toro es buena todo el año, pero las mejores épocas son de septiembre a principios de noviembre, y desde finales de febrero hasta mayo, estas estaciones están influenciadas principalmente por las tenencias climáticas que pueden deferir un poco de año tras año, los meses de julio y diciembre son los más lluviosos, sobre todo diciembre; las condiciones del mar debido a la lluvia, viento y oleaje hacen difícil la navegación.

Las principales especies que encontramos en estas aguas son:

  • El Wahoo, siendo los mejores meses septiembre a noviembre y de febrero a mayo.
  • Blue Fin (Atún rojo) y el Yellow Fin, que se capturan todo el año, aunque la mejor época es de septiembre a mayo.
  • Dorado (Mahi-Mahi), se encuentra en zonas de 20-30 millas fuera de las costas de Bocas del Toro, se pesca todo el año, siendo los mejores meses de diciembre a febrero.
  • King Mackerel o King Fish (Jureles), se pescan todo el año, pero los mejores meses de septiembre a mayo.
  • Snappers, Meros, Jacks (sobre todo Yellow Jack), Snook, Barracudas, etc… Se pescan todo el año .
  • Tarpon, con ejemplares de gran tamaño. Sobre todo se pesca en la desembocadura de los ríos y en Bahías protegidas, al mejor temporada es de mayo a diciembre, aunque se puede pescar todo el año.
  • Además en estas aguas también podemos pescar el Pez vela (Sailfish) y el Blue marlin, sobre todo en aguas profundas, pero todavía se desconoce las mejores épocas y los mejores lugares.

Beneficios de pescar

Pesca Deportiva

Alivia el estrés

La mayoría de pescadores solo salen a pescar entre uno y tres días al año. Sin embargo, una sola jornada de pesca reduce el nivel de estrés y ofrece una agradable sensación de bienestar, equivalente a un paseo por el bosque o a un fin de semana en una playa tranquila. El 90 % de los encuestados menciona el deseo de “relajarse” entre las principales motivaciones para salir a pescar.

¿Por qué se produce este efecto? La pesca y la naturaleza van de la mano. Pasar tiempo en entornos verdes y naturales reduce los niveles de cortisol, la hormona del estrés. En un mundo tan acelerado como el que habitamos, la naturaleza actúa como escape emocional para las personas y consigue aliviar los nervios y restablecer la paz interior perdida.

A la hora de pescar, además, solo se puede pensar en la propia actividad de pescar. Si uno se distrae, puede perder la captura. Varios estudios han concluido que centrarse en una única cosa o actividad reduce el estrés y se acerca a los beneficios que se obtienen con la práctica del mindfulness.

Mejora la concentración general

Las cañas tradicionales para pescar con mosca incluyen un corcho hueco que se mantiene a flote hasta que un pez muerde el anzuelo. El pescador debe permanecer en silencio y estar muy atento al corcho por si pica algún pez, ya que dispone de un periodo de tiempo muy corto para tirar de la caña y evitar que la captura se escape.

Para ser buen pescador, hay que concentrarse mucho en lo que pasa. También es importante estar muy quieto y moverse lo menos posible para no asustar a los peces.

De alguna manera, el proceso es parecido a un ejercicio de meditación, con la diferencia de que hay que actuar en un momento dado. La meditación sistemática mejora la concentración, también en la vida diaria.

Mejora el sistema inmune

Estar al aire libre brinda dosis de vitamina D natural al cuerpo; la deficiencia de esta vitamina se asocia a un incremento de muchas enfermedades, como diferentes tipos de diabetes y formas de cáncer. La exposición al sol también ayuda a dormir mejor por las noches e incrementa la producción de las hormonas que nos hacen felices.

Al exponerse a los microbios de la naturaleza y hacer ejercicios al aire libre, aumentas tu capacidad de inmunidad a infecciones y problemas de salud.

La pesca te ayuda a mantener un cuerpo en forma

La mente correcta está en el cuerpo correcto, nos dijeron en la escuela y resultó ser muy acertado. Si bien la pesca en sí no implica mucho entrenamiento físico, sí implica remar mucho y, a veces, caminar un poco, lo que tiene beneficios cardiovasculares. Además, estar al aire libre puede brindarle mucha vitamina D, lo que nos ayuda a sentirnos más felices.

A algunas mujeres incluso les gusta ir a pescar con mosca, una forma de pesca que utiliza moscas artificiales para ayudarlas a recuperarse del cáncer de mama.

Mejora de la salud cardiovascular

En promedio, podrá quemar aproximadamente 2000 calorías cada hora que salga a pescar. Sin embargo, esto dependerá del tipo de pesca que disfrute. Esto puede no ser cierto si te gusta relajarte en el asiento al lado de tu enfriador de cerveza y algunos bocadillos que contienen muchas calorías.

Sin embargo, si está caminando buscando un lugar ideal para pescar, uno de los beneficios para la salud de la pesca que puede disfrutar es una mejor salud cardiovascular. Al lanzar su caña giratoria y enrollarla en una captura, pondrá a trabajar tanto sus pulmones como su corazón.

Vale la pena señalar que sentarse y disfrutar de una cerveza no está prohibido cuando está pescando. Después de desembarcar pescado y ponerlo en su refrigerador de pesca, relajarse es una buena idea. Sentarse durante toda la sesión de pesca puede no ser la mejor idea. Debes alternar entre estar sentado y estar activo cuando pescas.