Errores al viajar: Descubre los peores errores para que los evites

En esta oportunidad te comentaremos sobre los errores al viajar que se cometen comúnmente, para que de esta manera los puedas evitar y disfrutes de tu viaje. Síguenos leyendo.

No saber qué hacer con el dinero cuando viajas

No hay nada peor que no saber dónde cambiar dinero cuando viajas. Este es uno de los errores más comunes que cometemos cuando viajamos, optando en ocasiones por cambiar en el aeropuerto o directamente en nuestro banco, cuando esto normalmente es menos beneficioso para nosotros.

Es por eso que merece la pena dedicar un tiempo a este tema, revisar todas las opciones que tenemos y escoger la que más se ajuste a nuestras necesidades.

Llegar tarde al aeropuerto

Otro de los errores al viajar, es llegar tarde al aeropuerto. Si alguna vez te has visto corriendo contra reloj en el aeropuerto, sabes que estas lejos de tener un comienzo relajante para tus vacaciones.

No hay nada peor que la idea de perder el vuelo por un atasco de tráfico o una larga línea en inmigración, sin contar los gastos extras que puede ocasionar. Por ello, la mayoría de las aerolíneas recomiendan llegar no menos de dos horas antes de un vuelo al extranjero.

Viajar sin una buena guía a mano

Un consejo imprescindible: hay que llevar una buena guía a mano, bien sea en papel o en formato digital. Ocupa poco en el equipaje y dará más oportunidades de disfrutar del viaje, ir a los lugares de moda, no perderse lo más interesante de cada sitio y conocer mejor el destino. No hace falta consultarla constantemente, pero llevarla en la mochila aporta mucha seguridad y puede sacar de unos cuantos aprietos.

Errores al viajar

Estado del tiempo

Es importante revisar la previsión meteorológica de tu destino antes de hacer el viaje y hacer el equipaje en función del tiempo.

Primero, para no llevar cosas innecesarias y segundo, para estar preparado para el tiempo que te espera (no es agradable estar a 7º solo con una sudadera y sin una chaqueta decente o estar con vaqueros largos a 36ª).

No preocuparnos por la cultura que vamos a visitar

Conocer la cultura que vamos a visitar nos servirá para ser mucho más receptivos con la gente y sobre todo, será el canal perfecto para entender el lugar que estamos visitando. No debemos olvidar que los países están hechos para que sus gentes los disfruten, no para que los viajeros nos sintamos cómodos y eso solo se consigue entendiendo de verdad el lugar en el que estamos.

Exceso en el alcohol

Exagerar con el alcohol puede traer como consecuencia deshidratación y malestar, lo que aunado con el jetlag pueden convertir tu destino de vacaciones en el comienzo no ideal.

Viajar con exceso de equipaje

Ya sea que viajes en avión, por barco o en tierra, llevar demasiadas cosas encima es engorroso. Las aerolíneas te cobran no sólo por el peso, pero también por la cantidad de maletas que traigas. La próxima vez que vayas a hacer la maleta o mochila, nunca olvides que menos es mejor. Tu espalda y cintura te lo agradecerán.

No chequear bien tu documentación

Uno de los errores que cometemos al viajar más destructivos es el de no asegurarse bien jurídicamente antes de emprender vuelo. Siempre es importantísimo tener todos tus documentos al día, especialmente tu pasaporte, para evitar problemas al momento de salir.

A muchas personas les ha pasado, trágicamente, que por no haber sido precavidos planearon un viaje de varias semanas a un destino que requiere una vigencia de su pasaporte mayor a 6 meses para su entrada, tumbado sus planes definitivamente.

Viajar sin dinero suficiente

Efectivamente, no hace falta ser rico para viajar, pero tampoco te pienses que es gratis. Antes de hacer un viaje asegúrate que tienes dinero no solo para poder mantenerte en el destino, sino para poder reaccionar ante cualquier imprevisto que pueda surgir.

No notificar al banco que vamos a viajar al extranjero

Esto es un detalle muy importante para que puedas usar tus tarjetas. Si no se notifica al banco, el mismo puede bloquear las tarjetas preventivamente sospechando de fraude. Se puede resolver llamando por teléfono, pero para evitar inconvenientes notifícalo antes.

No comprar seguro de viajes

Economizar unos dólares al no comprar un seguro de viajes, te puede salir caro. De hecho, muy caro. Esos pocos dólares, no solo te compran paz mental, pueden cubrir cancelaciones de viaje, robo y accidentes. Los costos médicos en el exterior pueden resultar estratosféricos, especialmente si tienes que ser aerotransportado, por eso este es uno de los peores errores al viajar. Es una buena idea contar con un seguro de viajes, especialmente si sabes que tu salud no es de las mejores o que tu viaje es costoso.

No comprar moneda local

Es más conveniente y seguro pagar con tarjeta de crédito durante tu viaje, pero también necesitarás efectivo. Dependiendo del país a donde vayas, los medios de transporte, tiendas y restaurantes podrían no aceptar tarjetas.

Compra las divisas en tu banco antes del viaje. Pídelas en la sucursal con al menos una semana de anticipación, pues puede ser que no tengan ese tipo de moneda en sus reservas y tome tiempo solicitarla. Si no lograste hacer el cambio antes de tu viaje, saca efectivo del cajero automático al aterrizar y evita comprar divisas en los establecimientos de cambio en los aeropuertos, porque las tasas de cambio son muy altas.

No conocer gente local

Conectarse con la gente local nos hace aprender y entender la cultura de una forma mucho más genuina. Realmente todo viaje debería tener al menos la situación que nos permita entablar conversaciones con los locales. No se vayan de un país sin antes entender a su gente.

Olvidar el protector solar

No colocarte protector solar podría ser un gran error que te arruine el momento.  Las quemaduras solares no solo te harán sentir incomodo en tus vacaciones también puede dañarte la piel y aumentar potencialmente el riesgo de padecer cáncer de piel (incluido el melanoma).

Para evitarlas, es importante buscar la sombra donde sea posible, utilizar ropa protectora de amplio espectro (SPF+30) y resistente al agua, protección solar, usar un sombrero y gafas de sol de calidad.

En caso de tener quemaduras de sol durante tus vacaciones, evita cualquier exposición solar adicional a las zonas afectadas, usa una loción o gel de Aloe Vera para calmar la piel e hidrátate. Toma en cuenta que en algunos casos el daño solar puede ser tan severo que se requerirá atención médica, por lo que tener seguro de viaje te ayuda.